Month: febrero 2016

La Siguanaba y el cipitio
Feb04

Uno de los objetivos desde el inicio de Hotel Entre Pinos, es basarse en la pacífica convivencia con la naturaleza y la cultura salvadoreña, es por eso que en la entrada del hotel te encontrás con una fuente en la que se observa a los 2 personajes mitológicos más representativos y  conocidos de El Salvador, La Siguanaba y El Cipitío.

Cuenta la leyeda que existió una vez una mujer llamada Sihuehuet, nombre que significa ‘mujer hermosa’. Sihuehuet era campesina de origen, pero usó sus encantos femeninos y brujería para seducir al príncipe nahua Yeisun, hijo de Tláloc, desposarlo y convertirse así en princesa. De esta relación nació un niño al que llamaron Cipitío.

No obstante, una vez casada, su marido se fue a pelear una guerra. Sihuehuet, aprovechando la soledad, tuvo amoríos con otros hombres y descuidó la crianza del niño. Sin embargo, la perfidia de la mujer alcanzó su máxima expresión cuando, para hacerse con el poder, convirtió a su esposo Yeisun en un monstruo mediante una poción mágica y reclamó el trono de este para uno de sus amantes.

La maldición de La Siguanaba

Yeisun quedó convertido en un gigante de dos cabezas que acosó a los invitados a una fiesta palaciega, pero un guardia se enfrentó a la criatura, la venció y la mató. Tláloc, padre de Yeisun, finalmente se enteró de lo que su nuera había hecho, se lo contó al dios Teotl y le pidió ayuda a este. Teotl, por ende, maldijo a Sihuehuet convirtiéndola en la Siguanaba (‘mujer horrible’). Ella sería hermosa a primera vista, pero observada de cerca se convertiría en un horrible ser que espantaría a sus víctimas y las haría despeñarse de barrancos alejados de la población. Fue condenada a vagar por el campo y a aparecerse a hombres que viajan solos en horas nocturnas.

Se dice que se ve de noche a orillas de ríos, lagos y otras fuentes de agua (aunque también cerca de basureros y barrancos), donde se la encuentra lavando ropa y buscando a su hijo, Cipitío, a quien Teotl le concedió la juventud eterna como castigo para ella por no haberlo cuidado como toda buena madre.

Las víctimas son siempre hombres, sobre todo los trasnochadores, infieles, donjuanes o enamorados, aunque también suele espantar a viajeros solitarios que transitan por veredas despobladas. En ocasiones acosa a niños bonitos, usualmente jóvenes de entre 18 y 25 años de edad.

Pavo Real en El Salvador
Feb04

Hotel Entre Pinos nació pensando en ser un lugar donde el huésped este en contacto con la naturaleza y fauna de la región y el turista extranjero y nacional sienta lo propio de El Salvador. Dentro de las 110 manzanas de terreno podras hacer observación silvestre, entre las especies está el Pavo Real.

El pavo real común (Pavo cristatus), también conocido como pavo real de la India y pavo real de pecho azul, es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae, una de las dos especies del género Pavo, que desde tiempos antiguos destacó entre los animales admirados por el hombre a causa del extraordinario abanico policromado que constituye la cola de los machos.

El pavo real es originario del sur de Asia, encontrándose por todo el subcontinente indio y en zonas secas de Sri Lanka, principalmente en altitudes inferiores a los 1800 m, habitando en regiones cercanas a los 2000 m en raras ocasiones.

Características de la especie

Es una especie con un fuerte dimorfismo sexual. El macho de esta especie tiene una longitud de entre 100-115 cm del pico a la cola, alcanzando los 195-225 cm hasta el extremo de las largas plumas especializadas que conforman el abanico —cola secundaria— cuando están plenamente desarrolladas. Su peso es de 4-6 kg. La hembra es más pequeña, con una longitud de unos 95 cm y un peso de 2,75-4 kg.

La alimentación es fundamentalmente omnívora, compuesta principalmente por semillas, frutos, bayas, plantas, verduras, insectos, ranas y pequeños reptiles.

“Los pavos reales son sinuosos como culebras, huidizos como los gatos y cautelosos como los búfalos viejos cuando vigilan los movimientos de sus enemigos”.  Edward Charles Stuart Baker

San Ignacio. Chalatenango
Feb04

San Ignacio es una ciudad de El Salvador. Está ubicado en el departamento de Chalatenango, a una distancia de 88 kilómetros desde San Salvador, tomando la carretera Troncal del Norte, y a 8 kilómetros de la frontera con Honduras, conocida como “El Poy“. Limitado hacia el norte-oeste por Citalá y al sur-oeste por La Palma.

Recibe el título de ciudad a principios del mes de diciembre del año 2013, desde el año año 1951 era conocido como villa de San Ignacio, lleva su nombre en honor a su patrono San Ignacio de Loyola. Sus fiestas patronales se celebran del 23 de julio al 31 de julio.

Algunos Cantones de San Ignacio son El Centro, Las Pilas, Río Chiquito, Santa Rosa, y El Rosario.

Características de San Ignacio

Es conocido por su clima fresco y aire puro, especialmente en la zona alta del municipio de San Ignacio, mayormente conocido como Las Pilas y Cerro El Pital.

Representa unos de los principales puntos de atracción turística en El Salvador por su clima agradable y las montañas que le rodean; sus principales riquezas turísticas son: El Peñón de Cayaguanca, el Cerro El Pital situado a 2730m SNM lo cual lo define como el punto más alto en El Salvador y el Cantón Las Pilas donde se encuentran cultivos de una gran variedad de frutas y hortalizas no vistas en otro punto del país debido a que el clima local es excelente y el indicado para su cultivo. Puedes visitar cada uno de estas atracciones turisticas desde Hotel Entre Pinos y tu experiencia será más grande.